Sobre nuestras terapias

Las Terapias Metabólicas son una forma sana y natural que nos permite recuperar la salud o preservarla, porque es en los procesos metabólicos de nuestro cuerpo en donde se manifiestan las deficiencias que se convierten en síntomas visibles de las enfermedades. Tenemos 30 años de experiencia práctica y nos mantenemos actualizados de investigaciones desvinculadas de intereses comerciales. Quedamos a sus órdenes para cualquier aclaración.

Las terapias metabólicas, tienen como función el restablecer las capacidades de autocuración con las que nacemos generalmente en términos normales, y lo hacemos restableciendo los comportamientos naturales de nuestros procesos metabólicos  incluyendo la comunicación celular que evita los errores del sistema inmune, también se le denomina medicina sistémica o integrativa , y por lo pronto es considerada como medicina alternativa o complementaria, esto es que no forma parte de la medicina convencional en la actualidad. Pero sí contamos con el permiso de la Secretaría de Salud y nuestro director médico hace uso de los recursos de la medicina oficial, que si atienden al origen del problema sin causar perturbaciones, a las que se les denomina generalmente como; efectos colaterales indeseables.

Esto se logra al restablecer la capacidad fisiológica de nuestros cuerpos, podrá entonces producir y administrar adecuadamente los procedimientos correctivos que permiten restablecer el funcionamiento armonioso de nuestro cuerpo y mente, lo que sería una salud completa. Se usan técnicas de medicina sistémica , que no trabaja por confrontación y eliminación de los síntomas. Se busca corregir las deficiencias que inhiben un proceso metabólico correcto. En este procedimiento que queda inscrita la producción de autacoides*, el restablecimiento de las capacidades naturales del sistema inmune sin causar daños colaterales de ningún tipo. Las terapias metabólicas pueden ser usadas simultáneamente con procedimientos médicos suficientemente acreditados por investigación reconocida por la comunidad científica.

LOS PROCEDIMIENTOS QUE SE UTILIZAN EN NUESTRA INSTITUCIÓN SON:

1. La magnetoterapia moderna, que hace uso de campos electromagnéticos pulsátiles de baja frecuencia, con equipos EIMA. (Este equipo lo fabricamos nosotros desde hace treinta años y cuenta con los permisos de SSA y de COFEPRIS. El propósito que busca este procedimiento terapéutico es restablecer la capacidad de comunicación de las células, comunicación de la que depende la adecuada réplica; gen / proteína de acuerdo con la teoría de asociación inducción de Gilbert N. Ling PhD – Puede ver. – https://www.academia.edu/15118600/Tratamiento_sistem%C3%ADco_para_enfermedad es_autoinmunes .- $580.00 POR SESIÓN DE 45 MINUTOS

2. La ozonoterapia sistémica, aplicada por insuflación rectal, con O2 y O3, En relaciones terapéuticas propuestas por el Centro de Investigaciones del Ozono – EcuRed. La ozonoterapia; modula el estrés oxidativo biológico, promueve la producción de autacoides, es un Regulador metabólico, es Germicida de amplio espectro, es Modulador inmunológico, Mejora el metabolismo del oxígeno. (Usamos la técnica que aprendimos en el instituto de investigaciones sobre el ozono en la Habana Cuba). – $580.00 POR SESIÓN

3. El uso de Vitamina C aplicada IV en dosis sugeridas por Linus Pauling. En donde se demuestra la selectividad del ascorbato en la oxidación selectiva de células neoplásicas, sin tener efectos colaterales indeseables. $2,900 ES EL PRECIO DE CADA SUERO.

4. Autohemovacuna; Es un técnica terapéutica, inocua y muy efectiva que consiste en la INOCULACIÓN de su propia sangre al paciente, después de haberla mezclado en una base (estéril) y un proceso dinámico, Se administra la vacuna ya preparada en dosis pequeñas (I.M.), por 21 ocasiones, en cada vacuna. Está fue diseñada por el Fisiólogo Celular de la UNAM el Dr. Jorge González, quien a través de estudios avanzados de Ingeniería Biomédica por un par décadas, descubrió que en la sangre están todos los anticuerpos que actuaban en contra de nuestro propio organismo, entonces así la Autohemovacuna provoca la formación de AUTO ANTICUERPOS, y así logra activar o despertar o hacer consiente al sistema inmunológico para el efectivo tratamiento de las enfermedades llamadas AUTOINMUNES, enfermedad de Lyme, diabetes, acné y también ayuda a regular los trastornos hormonales en las mujeres, ya que la autohemovacuna es un potente endocrino regulador, por todo esto y más esta vacuna es una maravilla de la medicina biológica moderna. Se podrá usar en la vacuna apitoxina a criterio del médico tratante. – $5,800.00 ES EL PRECIO DE LA VACUNA PARA 21 APLICACIONES

5. Pirofosfato de tiamina; La Cocarboxilasa descarboxilasa el ácido pirúvico antes de convertirse en ácido láctico y puede entrar en el ciclo de Krebs, produciendo energía, recuperando la función neural. Así que una de las aplicaciones terapéuticas fundamentales del Pirofosfato de Tiamina (Carzilasa), es en deficiencias mentales severas, y en disfunción neural, incluyendo el envejecimiento, que es equivalente a producción de entropía (pérdida del orden biológico) por cambios de estructura y función celular por falta de energía. Esto por no producir enzimas con suficiente rapidez y falta de control del desecho dentro de las células. $800.00 LA AMPOLLETA. La insuficiencia de enzimas o de oxígeno perturba el mecanismo de fosforilación de la vitamina B1, para convertirla en Cocarboxilasa y aumenta el nivel, de ácido pirúvico en la sangre, que se manifiesta en: acidosis diabética, toxemia gravídica, isquemia del miocardio o cerebral, encefalopatía hipóxica perinatal, accidente anestésico e intoxicación por cianuro.

6. Dietas y recomendaciones terapéuticas, son parte del tratamiento de gran importancia para lograr el objetivo señalado en nuestra presentación, los micronutrientes en dosis adecuadas, procedimientos de desintoxicación hepática, la abstención de consumo de los productos que el médico indique son parte de este sistema-.

Las técnicas de las terapias metabólicas quedan inscritas en procedimientos que se consideran de medicina sistémica que ha sido desarrollada con la colaboración de; Antonio Gómez Yepes, Bonifacio Alvarado Peralta, Víctor Hugo Reyes, Enrique Vargas Madrazo, David Rodríguez Leyva, Centro Nacional de Magnetismo Aplicado. Las terapias metabólicas pueden ser usadas simultáneamente con procedimientos médicos suficientemente acreditados por investigación reconocida por la comunidad científica.

Tratamos Cáncer, Vea; Bit.ly/2oCbQ9n Todas las enfermedades autoinmunes, que son consideradas incurables, fibromialgia, hernias de disco, Alzheimer, Parkinson, Cardiopatías de todo tipo y otras enfermedades raras. En realidad, solo vale la pena venir de otra ciudad a atenderse a Xalapa en caso de que le hayan dicho que su enfermedad es incurable, porque con nuestro procedimiento logramos éxito en un 95% de los casos. Testimonio de capacidad de aliviar enfermedades autoinmunes (AVAL BERGUES) Esta carta fue escrita después de una investigación de seis meses en nuestras instalaciones por un médico con maestría en medicina bio energética (Que no existe en México) del centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA), esta institución de investigación es una dependencia de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba. Contradice el dogma aceptado de que las enfermedades autoinmunes son incurables y asegura que nuestro éxito excede al 95% de los casos tratados con el equipo EIMA, que nosotros fabricamos desde hace 30 años y que está aprobado por la Secretaría de Salud. https://www.terapiasmetabolicas.com/wp-content/uploads/2021/05/AVAL-BERGUES.pdf

*.- Los autacoides se los denomina comúnmente mediadores celulares ya que este grupo está conformado por moléculas que influyen, a través de sus correspondientes receptores, en una zona cercana y restringida en la cual fueron sintetizadas y liberadas. Su naturaleza química es diversa y aun se continúa intentando descifrarla. Se estima que su función es comunicar información o regular funciones localmente originando respuestas complejas en los órganos en los que actúa, dentro de estas funciones se puede resaltar su importancia en mecanismos de inflamación, reacciones alérgicas, regulación neuroendocrina y secreción de ácido gástrico. Su liberación puede ser sostenida o darse de forma explosiva aumentando el número de mediadores. El término se debe a Sir Edward Schäfer (1916) y viene del griego autos, “mismo”, y akos, “agente medicinal”, que significa “auto medicamento” o “Autocurativo”. En los siguientes enlaces (links) podrá encontrar información adicional sobre nuestro sistema. https://youtu.be/Z_1iLdkZWsQ Platica sobre nuestras terapias. https://youtu.be/LKwZ3P6R7f4 Platica sobre nuestras terapias con Dr. Madrazo. https://www.academia.edu/48927861/Crohn_y_CU Escrito sobre tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales. https://medicinasintegrativas.com/resumen-de-terapias-metabolicas/ Resumen explicativo. De terapias metabólicas. Link de entrevista en YouTube. – https://www.youtube.com/watch?v=XNL3lF_zl1s o 

 La dirección es; Calle de Papantla No 3, Col. Unidad Veracruzana, Xalapa, Ver. www.terapiasmetabolicas.com y www.medicinasintegrativas.com/ Teléfono para hacer citas 228 811-18-61 (Conmutador clínica) y 228-776-94-16 (Celular de respaldo)

¿Por qué TERAPIAS METABÓLICAS?

¿Por qué TERAPIAS METABÓLICAS?

Las células producen permanentemente miles de reacciones químicas necesarias para mantener la vida , la calidad de la misma y su salud depende de que estos procesos ocurran adecuadamente. Estas reacciones químicas son un complejo entramado de reacciones. Todas las reacciones químicas que tienen lugar dentro de una célula se denominan colectivamente metabolismo celular.
Para tener una idea de la complejidad del metabolismo, echemos un vistazo al siguiente diagrama metabólico. Para mí, este intricado tejido de líneas representa la importancia en la vida de las relaciones de todo lo que nos conforma. De hecho, es un diagrama de las vías metabólicas centrales de una célula eucariota, mismas que son las células que forman el cuerpo humano. Cada línea es una reacción y cada círculo es un reactivo o producto.

Diagrama abstracto que representa las redes metabólicas centrales de eucariotas. El punto principal del diagrama es indicar que el metabolismo es complejo y altamente interconectado, con muchas vías diferentes que se retroalimentan unas a otras.
Crédito de la imagen: “Diagrama del metabolismo”, de Zlir’a (dominio público).
En la red metabólica de la célula, algunas de las reacciones químicas liberan energía y pueden ocurrir de forma espontánea (sin aporte de energía). Sin embargo, otras necesitan energía adicional para poder llevarse a cabo. Así como requerimos de alimentos para aportar los elementos requeridos para la vida, las células necesitan un flujo continuo de energía para impulsar sus reacciones químicas. Nuestros alimentos son la fuente que permite elaborar la energía que las células requieren.

El metabolismo celular se compone de las reacciones químicas que ocurren en las células vivas. En términos generales, estas reacciones se pueden dividir en reacciones catabólicas que convierten los nutrientes en energía y reacciones anabólicas que conducen a la síntesis de biomoléculas más grandes.
El anabolismo es el conjunto de vías metabólicas que construyen moléculas a partir de unidades más pequeñas. Estas reacciones requieren energía, lo que se conoce también como proceso endergónico (Proceso acompañado o que requiere la absorción de energía).
La calidad de nuestra vida y nuestra salud dependen de que estos procesos ocurran adecuadamente, todas las enfermedades inician en deficiencias de estos procesos, estas deficiencias pueden ser causadas por diferentes razones que involucran el tipo de “alimentación” física y emocional que seamos capaces de aportar a nuestro cuerpo. No solo de pan vive el hombre.
Las impresiones recibidas y la forma en que las recibimos inciden en los procesos del metabolismo celular.
Es nuestra especialidad en Terapias Metabólicas, endonde atendemos enfermedades autoinmunes y cáncer procurando tratar el problema en su origen y no solamente en sus síntomas.
www.terapiasmetabolicas.com/ Papantla No. 3, Col. Unidad Veracruzana, Xalapa Ver. Para hacer cita llame al 228-811-18-61

Hacia un paradigma electromagnético para la biología y la medicina

Abraham R. Liboff

Resumen

El trabajo de Lund, Burr, Becker y otros lleva a la ineludible conclusión de que los organismos tienden a expresar cambios eléctricos cuasi-sistémicos cuando son perturbados y, a la inversa, tenderán hacia el bienestar a través de corrientes de reparación endógenas o la aplicación de corrientes externas equivalentes. Demostramos que una representación de campo electromagnético integral para los sistemas vivos es totalmente consistente con este extenso cuerpo de trabajo. Este campo electrogenómico puede proporcionar la base para un nuevo paradigma en biología y medicina que sea radicalmente diferente del énfasis actual en la biología molecular y la bioquímica. Una descripción de campo electromagnético también permite una transformación más racional del genoma que el punto final actual, establecido universalmente en términos de las llamadas características visibles. Además, una vez que el organismo se describe como una entidad electromagnética, esto sugiere fuertemente la razón de la eficacia de las diversas terapias electromagnéticas, es decir, como el medio más directo de restaurar el campo electromagnético impactado del cuerpo a su estado normal.

ES LA BIOLOGÍA MOLECULAR LA ULTIMA PALABRA  El paradigma actual de la medicina, que refleja la investigación pionera de Pasteur, Koch y Fleming, ha prevalecido durante más de 100 años. Hace unos 50 años, Wat-son y Crick ampliaron el énfasis en la bioquímica para incluir el ADN / ARN. El funcionamiento del cuerpo, sus problemas y reparaciones están ahora completamente formulados en términos de biomoléculas y sus interacciones. Hoy en día, la comunidad médica da por sentado que la mejor manera de describir el estado de vida es en términos de biología molecular, y que las cuestiones de enfermedad y bienestar deben responderse en última instancia en este contexto. ¿Cómo encaja la terapia electromagnética en este cuadro? ¿Es simplemente una herramienta física más conveniente útil en ocasiones para aprovechar los ajustes fisiológicos? ¿O se ajusta a la frase que a menudo se asocia con Feynman: es una nueva forma de ver el mundo biológico? ¿Es la terapia electromagnética indicativa de un cambio paradigmático sorprendentemente diferente? La comunidad médica está tan fija en sus formas que no sabe muy bien qué hacer con la terapia electromagnética, a pesar de la pequeña pero creciente aceptación de las técnicas electromagnéticas por parte de los médicos en los últimos años. Un ejemplo destacado fue el uso de campos magnéticos pulsados ​​(Bassett et al., 1974) seguidos de combinaciones de campos magnéticos de resonancia de ciclotrón iónico (Diebert et al., 1994) para tratar pseudoartrosis óseas. Otro ha sido el uso de estimulación magnética transcraneal rápida (rTMS; Barker et al., 1985) para tratar la depresión. Un problema para el médico es que no existe ningún fundamento en el que apoyarse para proporcionar orientación al elegir entre la variedad de dispositivos electromagnéticos. Con los productos farmacéuticos, por ejemplo, el médico puede al menos hacer una conjetura. Pero no existe una teoría subyacente que conecte el electromagnetismo con la fisiología. Para agregar al problema, encontramos a los médicos que carecen incluso de una comprensión rudimentaria de la electricidad y el magnetismo. En un intento de encontrar una manera razonable de clasificar la variedad de terapias neuroelectromagnéticas que se están estudiando actualmente, nosotros (Jenrow y Liboff, 2003; Liboff y Jenrow, 2002). ) llegó a la conclusión de que, según el nivel de densidades de corriente producidas, estas terapias se clasifican fácilmente en tres categorías: disruptivas, burdas y sutiles. 

El término autodescriptivo disruptivo se ilustra con la terapia de electrochoque o su nuevo equivalente magnético, rTMS. Las terapias burdas son aquellas que aplican señales electromagnéticas para imitar o recrear señales fisiológicas internas que han salido mal, siendo los marcapasos el mejor ejemplo.

 La tercera categoría, la sutil es para intensidades de señal que aparentemente son demasiado pequeñas para ser acopladas a eventos fisiológicos conocidos, y mucho menos capaces de alterar algo en el sistema nervioso. Los físicos nos dicen que existen límites más bajos para la efectividad de las aplicaciones eléctricas o magnéticas, límites que están bien caracterizados debido a su profundo conocimiento de las señales eléctricas generadas por vibraciones térmicas aleatorias en las moléculas, incluidas las moléculas que se encuentran en los sistemas vivos. la realidad en la ciencia se basa en lo que observas, no en lo que se supone que debes observar. Así como se alega que Galileo murmuró que la tierra se mueve alrededor del sol a pesar de la opinión del Tribunal de la Inquisición, muchos efectos electromagnéticos sutiles se basan en la realidad. ¿Cómo explicar entonces la naturaleza básica de estas y otras interacciones bioelectromagnéticas? En mi opinión, gran parte de la investigación dirigida a esta cuestión no está a la altura. El paradigma médico existente es tan omnipresente que parece natural considerar tales interacciones EM como complementos convenientes de los mecanismos bioquímicos “normales” por medio de los cuales, como se les enseña a los médicos, funcionan todos los seres vivos. Si un cierto voltaje con una determinada forma de onda puede mejorar los niveles de sero-tonina o aumentar las tasas de activación en las proteínas de unión al calcio o aumentar la expresión de la proteína de choque térmico, esto se convierte en un fin en sí mismo. De hecho, es raro el fisiólogo que se pregunte por qué sucede esto. La señal EM aplicada da como resultado, desde este punto de vista, cambios que los médicos pueden comprender, cambios que pueden vincularse fácilmente con el paradigma médico aceptado. Poco importa cómo estas señales hacen el truco. El electromagnetismo sirve simplemente para transformar la terapia en el lenguaje familiar de la bioquímica. La comunidad médica, la industria farmacéutica, las agencias de financiación y los proveedores de atención médica se han destetado en este lenguaje y, debido a que se sienten incómodos con el electromagnetismo, se contentan con ver los resultados expresados ​​en términos de hormonas, citocinas y receptores de membrana. Creo que hay una segunda forma de interpretar tales resultados, una que conduce a un paradigma totalmente diferente, que se basa en un lenguaje tan rico y variado como la bioquímica y la biología molecular conocidas. En pocas palabras, es posible ver el sistema vivo como una entidad electromagnética, con la respuesta del sistema a una señal eléctrica o magnética dada como un resultado esperado sobre la base de la ley física. Los conocidos efectos hormonales y enzimáticos siguen ocurriendo, pero en este nuevo enfoque estos son simplemente cambios asociados en el sistema. Visto desde esta perspectiva, creo que en el futuro las respuestas bioquímicas probablemente se considerarán menos fundamentales que los cambios correspondientes en el estado electromagnético del sistema.

LA VIDA COMO EXPRESIÓN DE LA FUERZA ELECTROMAGNÉTICA

 ¿Existe alguna evidencia de que exista tal descripción? Para empezar, nuestra comprensión de la naturaleza nos dice que probablemente no hay más de cuatro tipos de fuerzas en el universo, una de las cuales es la gravitacional y otra la electromagnética. Prefiero pensar en los seres vivos como consecuencias directas y necesarias de la existencia de una fuerza electromagnética. Así como nuestro sistema planetario y la estructura de las galaxias son consecuencias necesarias de la fuerza gravitacional, la fuerza electromagnética es la razón subyacente de la vida. Así como los átomos son conjuntos de electrones y hadrones de orden superior, y las moléculas son conjuntos de átomos y  los polímeros son colecciones de moléculas, así la vida es un ensamblaje interactivo de polímeros. Simplemente hay que considerar la secuencia de sistemas cada vez más complejos, cada uno de los cuales es necesario por la existencia de la fuerza electromagnética, una secuencia que conduce directamente a la vida: electrones, hadrones, átomos, moléculas, polímeros, seres vivos. 

PISTAS  DE ORGANIZACIÓN ELECTROMAGNETICA EN BIOSISTEMAS 

Sin embargo, hay pistas destacadas. Dos tipos separados de evidencia experimental generalizada apuntan a algún tipo de organización electromagnética en los seres vivos. Primero, hay estudios que indican muchas características eléctricas intrínsecas notables asociadas con bioestructuras, características que están, en algunos casos, directamente ligadas a funciones biológicas como el desarrollo, el crecimiento y la reparación. El segundo tipo de pista es generado por el hecho sorprendente de que los seres vivos son sensibles a los campos electromagnéticos externos, a menudo a intensidades tan débiles como para plantear cuestiones de credibilidad. 

CORRIENTES ENDOGENAS

La idea de la presencia de electricidad endógena y de señales magnéticas puede ser indicación de niveles de organización hasta ahora no descubiertos en los sistemas vivos no es exactamente un concepto nuevo. Desde la época de Carlo Matteucci, profesor de física a principios del siglo XIX, se sabe que cuando se altera la integridad del tejido vivo, como en una amputación u otra lesión, se generan corrientes eléctricas en las proximidades del área problemática. Estas corrientes se conocen como corrientes de daño (Loeb y Beutner, 1912). Después de un provocador experimento sobre tales corrientes en plantas por Siniukhin (1957), Becker dio un brillante salto conceptual (Becker, 1974). Después de observar durante la regeneración de la salamandra que después de algún tiempo la corriente de la lesión invierte la polaridad, concluyó que esta reversión señala el predominio de la curación sobre la lesión. Esto a su vez implica la existencia dentro de los seres vivos de un proceso complejo de base eléctrica que, en primer lugar, indica que hay un problema y, en segundo lugar, proporciona otra señal para reparar las cosas.

 Durante las décadas de 1920 y 1930, Lund (1947) demostró que las plantas exhiben una marca notablemente bien definida. campo eléctrico dipolo endógeno. Más tarde, Pohl (1981) reforzó este descubrimiento al observar un campo eléctrico dipolo similar en las células vivas en cultivo, dando crédito al concepto de que la organización de los organismos puede estar mediada eléctricamente.

Observaciones clínicas de Burr, de la Universidad de Yale, hizo especulaciones sobre la posible relación entre la enfermedad y la electricidad endógena. Informó haber encontrado vínculos entre varias patologías y los potenciales eléctricos superficiales de los órganos impactados (Burr, 1972). Estas correlaciones se generalizaron (Burr y Northrup, 1935) en una especie de plantilla eléctrica para el bienestar (el campo L) basada en la distribución de la superficie del voltaje-edad. Sin embargo, en general se puede decir que, a excepción de unos pocos investigadores individuales aislados, principalmente Becker y Selden (1985) y Athenstaedt (1969), la comunidad científica prácticamente ha ignorado el trabajo de Lund y Burr.

Una serie separada de experimentos en tejido duro por Fukada y Yasuda (1957) estableció que el hueso tiene una propiedad piezoeléctrica bien caracterizada, la característica única que transforma la tensión mecánica en una diferencia de potencial eléctrico. Más tarde, Fukada y Yasuda (1964) demostraron que esta propiedad piezoeléctrica resultaba del componente de colágeno intercalado en el hueso, y posteriormente se sugirió (Shamos y Lavine, 1967) que esta propiedad decididamente física era fundamental para una gran clase de estructuras biológicas. . Marino y Becker (1970) interpretaron que las mediciones detalladas posteriores sobre el efecto piezoeléctrico en huesos humanos largos intactos (McElhaney, 1967) mostraban que las fuerzas diarias como caminar y el apoyo mecánico, cuando se transmiten a células indiferenciadas, determinan si estas células se convierten en osteoclastos u osteoblastos, células óseas que actúan para destruir o hacer crecer el hueso, respectivamente. Mucho antes de que alguien sospechara que el hueso contenía propiedades eléctricas funcionales, se sabía que el hueso se remodela continuamente para proporcionar un soporte mecánico óptimo para su soporte de carga (Wolff’s ley). Así, Marino y Becker (1970), utilizando las propiedades eléctricas del hueso, lograron explicar un principio ortopédico que data de la última mitad del siglo XIX. Su sistema de control electromecánico se ilustra mejor en la osteopenia que sufren los astronautas después de largos períodos de ingravidez.

 Entre los hallazgos también se ha identificado otro mecanismo regulador eléctrico para los organismos en desarrollo. Basándose en el trabajo original de Lund (1947), Athenstaedt (1969) encontró un vínculo claro entre la polarización eléctrica en el esqueleto y el desarrollo humano. Este hallazgo fue reforzado porFriedenberg et al. (1973). En estudios sobre el desarrollo óseo, informaron que un potencial eléctrico bien caracterizado se asocia específicamente con la placa de crecimiento en el hueso largo. Estas y otras observaciones indican claramente que la electricidad, ya sea disponible de forma endógena o que se produzca como resultado de procesos de transducción internos, se utiliza para obtener ventajas fisiológicas en los sistemas vivos, para guiar el crecimiento, la reparación y la regeneración.

LA RESPUESTA A LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS APLICADOS

 Casi coincidiendo con estos informes de características eléctricas endógenas en sistemas biológicos, otros descubrieron que los organismos exhiben el anverso: también responden biológicamente a los campos electromagnéticos aplicados. Una idea persistente siguió el concepto original de Lund (1947) de que las pequeñas corrientes pueden ayudar o imitar u oponerse a las señales endógenas naturales que surgen como “corrientes de daño” o en conexión con el crecimiento y el desarrollo. Si el crecimiento de los sistemas vivos está diseñado por corrientes endógenas in situ, ¿por qué no aplicar señales externas para hacer lo mismo? Por tanto, se utilizaron corrientes (Becker, 1972; Smith, 1967) para ayudar a forzar la regeneración de las extremidades en ratas. Otro enfoque similar, pero no exactamente igual, al concepto de corriente de lesión se debió a Nordenstrom (1983) quien planteó la hipótesis de la existencia de vías eléctricas intrínsecas en el cuerpo, siendo la más prominente la red vascular de baja resistencia. Basándose en su hipótesis de circuitos eléctricos biológicamente cerrados (BCES), Nordenstrom sugirió que las corrientes endógenas aparecen como consecuencia de trastornos patológicos y, por lo tanto, debería ser posible tratar dichos trastornos con señales eléctricas aplicadas correctamente. Los conceptos de Nordenstrom se ampliaron (Chou, 1997; Xin et al., 1997) a técnicas electro terapéuticas para tratar (con cierto éxito) una variedad de tumores malignos.

Una gran cantidad de trabajo se centró originalmente en la probabilidad de que los sistemas biológicos probablemente hayan evolucionado para utilizar el campo magnético de la tierra en su propio beneficio. Como un ejemplo excelente en una amplia base bibliográfica (por ejemplo, Presman, 1970) sobre este tema, Brown (1962) determinó que la planaria y otros organismos son sensibles a los cambios en el campo geomagnético.

Además, si el crecimiento y la remodelación de los huesos son el resultado de la electricidad, ¿por qué no utilizar la electricidad para mejorar el crecimiento y la reparación de los huesos? El descubrimiento original de Yasuda (1953) de que pequeñas corrientes eléctricas de corriente continua (CC) aplicadas al hueso vivo dan como resultado la formación de callos, incluso en ausencia de fractura, condujo a estudios sobre el uso potencial de tales corrientes en el tratamiento de las pseudoartrosis óseas (Lavine et al., 1972). Bas-sett y col. (1974) demostraron que estas corrientes eran igualmente efectivas cuando eran inducidas por campos magnéticos pulsados generados por bobinas situadas cerca del defecto. Se obtuvieron niveles similares de eficacia cuando las combinaciones de resonancia de ciclotrón iónico (ICR) de corriente alterna (CA) y CC. Se utilizaron campos magnéticos (Diebert et al., 1994). Actualmente, se prescriben dispositivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que utilizan ambas técnicas para acelerar las seudoartrosis recalcitrantes y la fusión espinal.

Otro grupo de técnicas electromagnéticas se ha desarrollado para neuroterapias. Actualmente existen (Jenrow y Liboff, 2003) aproximadamente de 10 a 12 dispositivos electromagnéticos diferentes para tratar problemas neurológicos y de comportamiento, con una amplia gama de corrientes, frecuencias y formas de onda aplicadas.

En la década de 1980, dos cosas tendieron a estimular un mayor interés en la respuesta de los sistemas biológicos a los campos magnéticos. Primero, existía la posibilidad de que la transmisión y distribución eléctrica de 50/60 Hz presentaran un peligro, particularmente con respecto a la inducción de leucemia infantil (Wertheimer y Leeper, 1979). En segundo lugar, el hecho de que se descubrió que los campos magnéticos pulsátiles desempeñaban un papel en la reparación del hueso llevó a estudiar los efectos de dichos campos en una amplia variedad de otros sistemas. Por ejemplo, Cossarizza et al. (1989) observaron que los linfocitos de los seres humanos de edad avanzada, cuando se exponen a campos magnéticos pulsados, tienden a recuperar gran parte de las pérdidas inmunitarias que normalmente se producen con el envejecimiento. Utilizando campos magnéticos pulsátiles (Goodman et al., 1983) y campos magnéticos sinusoidales (Goodman y Blank, 2002), Goodman y sus colaboradores han informado repetidamente de cambios genómicos inducidos electromagnéticamente, en particular la expresión de proteínas de estrés por choque térmico.

Suzanne Bawin, que trabaja en el laboratorio de Ross Adey, abrió un capítulo importante en el estudio de la respuesta biológica a los campos EM aplicados (Bawin y Adey, 1976). Por primera vez se obtuvo una respuesta que parecía llevar un mensaje más significativo físicamente, en el sentido de que se observaron respuestas biológicas máximas en ciertas frecuencias. Esto sugería resonancias observadas en muchos sistemas no vivos. Esta respuesta se identificó posteriormente (Liboff y McLeod, 1988) como resultado de la fuerza de Lorentz, una interacción que requiere específicamente el movimiento de partículas cargadas (por ejemplo, iones) en un campo magnético. Esto puede dar lugar (Liboff, 1985) a la respuesta completa. Desde entonces, este tipo de resonancia se ha observado no solo en los huesos, sino también en el comportamiento de las ratas, la motilidad de las diatomeas, la absorción de calcio en el cultivo celular, el crecimiento de neuritas, el crecimiento de las plantas y otros organismos (Liboff, 2003).

UN CAMPO ELECTROMAGNÉTICO PARA EL ORGANISMO 

Así, los últimos 50 años han revelado tanto que hay un marcado carácter eléctrico endógeno en los organismos, como, también, que hay efectos igualmente notables en los sistemas biológicos cuando están expuestos a campos electromagnéticos. Sin embargo, tan imaginativos e innovadores como pueden haber sido los diversos experimentos, comenzando con Lund, no han logrado responder a la pregunta más amplia: ¿cuál es la naturaleza y el significado del carácter eléctrico que parece penetrar en los seres vivos? 

El autor escribió en 1994 (Liboff, 1994)

. . . ¿Es la capacidad de las señales débiles de estrema baja frecuencia de influir en los sistemas vivos una indicación de que estas señales están interactuando con una característica electromagnética intrínseca de estos sistemas? . . . ¿Los sistemas vivos contienen una variable electromagnética oculta?

Una forma de explicar los resultados experimentales es invocar un campo electromagnético especial para todos los organismos, un campo que no es epifenómeno pero que cumple una función biológica específica. Sucede que es posible conectar los seres vivos de manera inequívoca al electromagnetismo. Esta conexión se basa en una ley física. No se trata de una elección arbitraria, sino de una definición. Los campos electromagnéticos siempre se definen con precisión en términos de lo que se denomina densidades de fuente. Un campo electromagnético solo existe cuando el sistema contiene distribuciones de fuente de densidad de carga y densidad de corriente. Todo ser vivo transporta estas dos fuentes, lo que asegura que todo ser vivo, por definición, también lleve un campo electromagnético asociado (Liboff, 1994). Pero hay más. A diferencia de las entidades inanimadas, las fuentes de carga y corriente en los seres vivos son distintivas y están organizadas por selección natural de forma tal que permiten al organismo sobrevivir. Con la muerte, estas distribuciones de carga y corriente, o equivalentemente, el campo electromagnético asociado para el sistema, ya no son viables. En resumen, estamos sugiriendo que el proceso de la vida en sí mismo es una expresión del campo electromagnético.

Una consecuencia interesante de esto es que es posible, en principio, programar un campo electromagnético específico que en esencia represente un organismo específico. En lugar de concentrarnos en las características eléctricas de cualquier componente del cuerpo, asociamos todo el organismo con el campo. En otro lugar (Liboff, 1994, 1996), se ha demostrado cómo un campo de este tipo puede describirse matemáticamente en términos de un vector P que es una función del espacio y de los tiempos tanto ontogénicos como filogenéticos. Este campo crece con nosotros a medida que nos desarrollamos y envejecemos, y es en sí mismo el producto de la evolución, relacionándonos a cada uno de nosotros con nuestra especie y todo lo que vino antes. El campo refleja los cambios en el embrión en desarrollo y en la forma en que nos desarrollamos hacia la madurez después del nacimiento. Refleja los cambios traumáticos asociados con las heridas. Además, siguiendo a Athenstaedt (1969) y Becker (1974), estos cambios de campo no solo reflejan los cambios en la densidad de la fuente, sino que el campo modificado actúa como plantilla para restaurar el sistema a su estado normal. Más relevante para la terapia electromagnética, la conclusión de que los seres vivos son expresiones del campo electromagnético explica la medicina electromagnética de una manera nueva: podemos cambiar el campo electromagnético intrínseco cuando se aplican campos electromagnéticos externos. Una vez que admitimos la posibilidad de que la gestalt del estado fisiológico del cuerpo (homeostasis, recambio metabólico, respiración, tasas enzimáticas) no sea más que un sistema entrelazado que puede ser representado por un solo vector de campo electromagnético, entonces estamos admitiendo también el hecho de que este campo intrínseco y por lo tanto su correspondiente estado fisiológico se cambiará imponiendo un nuevo campo aplicado. No hace falta señalar que el cambio puede ser beneficioso en forma de una señal terapéutica para reparar lo que ha salido mal, o puede ser perjudicial, como una desviación no deseada del estado de reposo normal. Por tanto, la formulación de este campo también asume el problema de la contaminación electromagnética y, probablemente, también la cuestión de la electrosensibilidad. No debe haber duda entre quienes hacen uso de terapias eléctricas o magnéticas que los humanos pueden reaccionar negativamente a la imposición de campos electromagnéticos que actúan para distorsionar el campo electromagnético normal del cuerpo.

REEMPLAZO DE LAS CARACTERÍSTICAS VISIBLES 

Debe enfatizarse que este campo no está meramente asociado con el sistema vivo, sino que puede ser en sí mismo la última representación biológica del sistema. Durante siglos, mucho antes de Darwin, los biólogos han delineado cada organismo por medio de sus características, más propiamente conocidas como sus características visibles: su forma y tamaño, la ubicación de los ojos, el color de las flores, la forma de los picos, el número de aletas, los componentes internos del cuerpo y todas las demás miríadas de aspectos que constituyen un medio preciso de distinguir un organismo de otras especies y de otros miembros de la misma especie. El descubrimiento de ADN / ARN se utilizó para explicar estas características en el sentido de que existe (casi) una correspondencia uno a uno entre una característica específica y un elemento o elementos en el genoma. En términos matemáticos, esta relación entre el genoma y las características visibles puede denominarse una transformación; en la definición más simple, una transformación permite expresar lo mismo de dos maneras cuando se ve en dos sistemas de coordenadas diferentes. En principio, para cada característica visible que uno pueda pensar, hay un elemento correspondiente del genoma que lleva información específica relevante para esta característica. Sin embargo, esta forma de describir cada ser vivo en términos de sus características visibles es un concepto defectuoso. En ningún otro lugar de la ciencia permitimos que las descripciones de lo que estamos midiendo sean tan descaradamente subjetivas. Igualmente importante es, ¿cómo se consigue un manejo matemático de largas listas de cosas dispares como la piel, los ojos y el tamaño? La física, probablemente porque se vio obligada a tratar con entidades que no se podían ver, desarrolló técnicas matemáticas (algunas digamos técnicas matemáticas prestadas), y los resultados han sido espectaculares, porque una vez que hay un buen manejo matemático a su disposición, entonces uno puede usar esto para buscar las relaciones especiales que pueden existir para el sistema. Algunos han planteado este problema argumentando que la biología sólo se entenderá cuando desarrollemos o descubramos las “leyes de la biología de Newton” que faltan, las reglas matemáticamente distintas de todo lo que se pueda saber sobre los sistemas biológicos.

Así, cuando postulamos la existencia de un campo electromagnético que es claramente representativo de todos y cada uno de los organismos, también estamos argumentando primero, que esta representación puede ser matemáticamente más accesible que el sistema actual usando características visibles, y segundo, que una base más fértil resultará de la transformación que relaciona el genoma con este campo, en oposición a la transformación existente, más bien estéril, que relaciona el genoma con las características. Debido a que estamos relacionando el campo electromagnético característico de un individuo con el genoma del individuo, llamaremos a este campo el campo electrogenómico.

POSTULADOS SUGERIDOS

 Al revisar el trabajo que explora la relación entre el electromagnetismo y la biología, encontramos que este trabajo sugiere fuertemente una explicación general que esta puramente basada en el campo. Por un lado, cuando el sistema está lejos del equilibrio, ya sea en desarrollo o como resultado de una lesión, el sistema expresa corriente eléctrica de manera funcional, como parte del mecanismo de crecimiento o reparación. Lo que es especialmente provocativo es que esta expresión se expresa en términos de corrientes cuasi-sistémicas, que emanan de grandes áreas del sistema, que conectan un número enorme de células y que representan con bastante claridad un proceso que es más que la suma de sus componentes.

 Por otro lado, cuando uno aplica voltajes externos o de otra manera aplica corrientes a grandes áreas de tejido, cubriendo también una multitud de células, ocurren respuestas fisiológicas específicas. Estos dos aspectos, las corrientes funcionales intrínsecas y la respuesta a corrientes externas equivalentes, tomadas en conjunto, son bastante notables, especialmente si se considera que en ambos casos las células componentes actúan en concierto.

La única explicación para todo esto es que el sistema viviente disfruta de un campo eléctrico característico que de alguna manera está intrínsecamente entretejido en la estructura del sistema, un campo que generará varias corrientes locales en crecimiento, en estasis y en modos de reparación. Aunque el campo que hemos sugerido es eléctrico y cuasiestático, es razonable extender la noción al caso más general (es decir, un campo que varía en el tiempo y es electromagnético) Por lo tanto, presentamos los siguientes dos postulados: 

1. Cada organismo vivo está completamente descrito por un vector de campo electromagnético Π0 está específicamente determinado por una transformación del genoma.

2. Todas las patologías, anomalías y traumas se manifiestan por desviaciones del campo normal Π0 y, dentro de los límites, estas desviaciones se compensan con la tendencia homeostática del sistema a volver a Π0.

COROLARIO

 El concepto de que algún tipo de generalización legal gobierna los seres vivos ciertamente no es una idea nueva (Goodwin, 1989; Waddington, 1972). Sin embargo, muchos de estos intentos permanecen profundamente arraigados en la biología, buscando reglas implícitas en la forma en que funcionan los sistemas biológicos, por ejemplo, sus propiedades autorreplicantes (Turing, 1952). Incluso el campo morfogenético propuesto por Sheldrake (1988) tiene un sabor completamente biológico, enfatizando las características visibles del organismo. Sorprendentemente, ninguno de estos enfoques del biocampo está necesariamente conectado al campo electromagnético. Esto, a pesar de los avances de aquellos como Lund (1947), Burr (1972), Becker (1974) y Athenstaedt (1969), quienes demostraron colectivamente cuán profundamente está involucrada la electricidad en la organización y funcionamiento de los seres vivos.

Más recientemente, el mayor interés en la medicina energética se ha centrado en cierta medida en la posibilidad de que el biocampo pueda tener una base electromagnética (Rubik, 2002). Este argumento se basa en el hecho de que los efectos observados tanto en la medicina energética como en el bio electromagnetismo son inusualmente sutiles, una observación interesante, pero de ninguna manera prueba de que exista un vínculo de conexión. Aunque hasta la fecha no hay evidencia que muestre esta conexión, los postulados que proponemos proporcionan una buena premisa de trabajo con la que explorar más la medicina energética.

Hay una serie de implicaciones interesantes adicionales incorporadas en estos postulados. Los campos electromagnéticos gozan de la propiedad común; de que el campo nunca se limita al límite del sistema de fuentes (en los seres vivos, la piel). Hay pruebas amplias de que los campos electromagnéticos se generan en el ser humano y se extienden más allá de la piel. El ejército utiliza dispositivos de visión nocturna para el personal de visualización remota. Los procedimientos de diagnóstico médico utilizan termografía infrarroja para el examen subcutáneo. Los seres vivos emiten señales débiles de microondas. Sin embargo, estos casos, que involucran detección de infrarrojos y microondas, simplemente reflejan el hecho de que cualquier objeto caliente irradiará. Pero los animales también emiten otro tipo de señal electromagnética. Las técnicas de detección de interferencia cuántica superconductora (SQUID) detectan de forma rutinaria señales magnéticas del cerebro, el corazón y otras fuentes de corriente endógenas. Cada una de estas señales es magnéticamente coherente, lo que refleja el hecho de que las corrientes en cada fuente están en fase, con cambios que ocurren simultáneamente.

Debido a esto, encontramos el potencial para la biocomunicación, más específicamente la biocomunicación electromagnética entre sistemas. Las características electromagnéticas de los seres vivos pueden, por tanto, permitir la comunicación directa entre individuos de otra forma que no sea por medio del desarrollo evolutivo relativamente reciente del habla. El factor primario requerido para esto sería la intensidad de la señal, no en forma de radiación térmica de banda ancha, sino más específica de frecuencia. El oscilador que sirve como base para el campo electromagnético que varía en el tiempo subyacente debe ser coherente para que la información se transmita. Sorprendentemente, hay compartimentos en nuestro cerebro que reflejan precisamente esto: frecuencias específicas. Entre esas fuentes se encuentran las que producen oscilaciones g (Singer, 1993) que reflejan millones, tal vez miles de millones, de elementos neuronales que oscilan en fase.

En años recientes, algunos (Behe, 1998) han cuestionado la viabilidad de la evolución darwiniana, afirmando que ciertas estructuras biológicas son tan complejas (por ejemplo, el ojo) que no podrían haberse formado durante los varios miles de millones de años que todos coinciden en que ocurrieron desde que comenzó la vida. Sin embargo, este argumento, a menudo denominado complejidad irreducible, está profundamente arraigado en el paradigma de la biología molecular. El argumento de Behe se convierte en un problema mucho menor si existen imperativos organizativos distintos de los que se encuentran en la biología tradicional. En particular, la presencia del campo electrogenómico mitiga este argumento. Estructuras biológicas que son bioquímicamente complejas no necesita ser electromagnéticamente complejas. Por el contrario, hay una simplicidad mucho mayor en el uso de un campo electromagnético para describir seres vivos en comparación con la distribución ampliamente dispar de enzimas y otros factores bioquímicos que se utilizan normalmente. Esta reducción de la complejidad biológica es una consecuencia directa del abstracto matemático que llamamos campo, de la misma manera que Faraday y Maxwell usaron el concepto de campo para simplificar la electricidad y el magnetismo.

Una de las opiniones más persistentes de quienes abogan por la medicina alternativa es que el cuerpo enfermo debe ser tratado holísticamente. Uno encuentra esto en enfoques que, entre muchos otros, intentan equilibrar el yan y el yin, involucran la meditación o la práctica del yoga, y especialmente en la cultura occidental, promueven la idea de que ciertos regímenes, como el ejercicio diario o comer yogur, son buenos para usted. Con el campo electrogenómico, se encuentra por primera vez una base potencial para la biología y la medicina holísticas que está enteramente enmarcada en términos de la ley física existente.

 Finalmente, observamos la manera directa en que la terapia electromagnética se puede plegar en los postulados anteriores.  En lugar de proporcionar una herramienta que incida en las variables que forman parte del paradigma médico existente, la terapia electromagnética se revela como el medio más directo para restaurar los parámetros electromagnéticos fundamentales del cuerpo. También está claro que las terapias electromagnéticas no deben usarse al azar, sino que requieren un poco de reflexión en su implementación.

REFERENCias

Athenstaedt H. Permanent electric polarization and pyroelectric be-havior of the vertebrate skeleton III. The axial skeleton of man.Z Zellforsch 1969;93:484– 504.

Barker AT, Jalinous R, Freeston JL. Non-invasive magnetic stim-ulation of human motor cortex. Lancet 1985;1:1106– 1107.

Bassett CAL, Pawluk RJ, Pilla AA. Acceleration of fracture repairby electromagnetic fields: A surgically noninvasive method. AnnNY Acad Sci 1974;238:242– 262.

Bawin WM, Adey WR. Sensitivity of calcium binding in cerebraltissue to weak electric fields oscillating at low frequency. ProcNatl Acad Sci USA 1976;73:1999– 2003.

Becker RO. Stimulation of partial limb regeneration in rats. Na-ture 1972;235:109– 111.

Becker RO. The significance of bioelectric potentials. Bioelec-trochem Bioenergetics 1974;1:187– 199.

Becker RO, Selden G. The Body Electric. New York: Morrow,1985.

Behe MJ. Darwin’ s Black Box. Touchstone, New York, 1998.

Brown F. Response of the planarian Dugesia and the protozoanParamecium to very weak horizontal magnetic fields. Biol Bull1962;123:264.

Burr HS, Northrup FSC. The electro-dynamic theory of life. Q RevBiol 1935;10:322– 333.

Burr HS. The Fields of Life. New York: Ballantine Books, 1972.Chou CK. Electrochemical treatment of tumor. Bioelectromagnet-ics 1997;18:1.

Cossarizza A, Monti D, Bersani F, Paganelli R, Montagnani G, Ca-dossi R, Cantini M, Franceschi C. Extremely low frequencypulsed electromagnetic field increase interleukin-2 (IL-2) uti-lization and IL-2 receptor expression in mitogen-stimulated hu-man lymphocytes from old subjects. FEBS Lett 1989;248:141–144.

Diebert MC, McLeod BR, Smith SD, Liboff AR. Ion resonanceelectromagnetic field stimulation of fracture healing in rabbitswith a fibular ostectomy. J Orthop Res 1994;12:878– 885.

Freidenberg ZB, Harlow MC, Heppenstall RB, Brighton CT. Thecellular origin of bioelectric potentials in bone. Calcif TissueRes 1973;13:53– 62.

Fukada E, Yasuda I. On the piezoelectric effect in bone. J Phy SocJapan 1957;12:1158– 1162.

Fukada E, Yasuda I. Piezoelectric effects in collagen. Jpn J ApplPhys 1964;3:117– 121.

Goodman R, Bassett CAL, Henderson AS. Pulsing electromagneticfields induce cellular transcription. Science 1983;220:1283– 1285.

Goodman R, Blank M. Insights into electromagnetic interactionmechanisms. J Cell Physiol 2002;192:16– 22.

Goodwin BC. Evolution and the generative order. In: Goodwin B,Saunders P, eds. Theoretical Biology: Epigenetic and Evolu-tionary Order from Complex Systems. Baltimore: Johns Hop-kins, 1989.

Jenrow KA, Liboff AR. Electromagnetic techniques in neural ther-apy. In: Rosch PJ, Markov M, eds. Bioelectromagnetic Medi-cine. New York: Dekker, 2003.

Lavine LS, Lustrin I, Shamos MH, Rinaldi R, Liboff AR. Electricenhancement of bone healing. Science 1972;175:1118– 1121.

Loeb J, Beutner R. The source of the current of injury. Science1912;35:970– 971.

Liboff AR. Geomagnetic cyclotron resonance in living cells. J BiolPhysics 1985;13:99– 102.

Liboff AR. The electromagnetic field as a biological variable. In:Frey AH (ed.) On the Nature of Electromagnetic Field Interac-tions. Austin: R.G. Landis, 1994.

Liboff AR. Evolution and the change in electromagnetic state.Electro- and Magnetobiology 1996;15:245– 252.

Liboff AR. The charge-to-mass ICR signature in weak ELF bio-electromagnetic effects. In: Lin J, ed. Advances Electromagnetic Fields in Living Systems, Vol. 4. New York: Kluwer/Plenum,2003.

Liboff AR, Jenrow KA. Physical mechanisms in neuro electro-magnetic therapies. Neurorehabilitation 2002;17:9– 22.

Liboff AR, McLeod BR. Kinetics of channelized membrane ionsin magnetic fields. Bioelectromagnetics 1988;9:39– 51.

Lund EJ. Bioelectric Fields and Growth. Austin: The University of Texas Press, Austin, 1947.

Marino AA, Becker RO. Piezoelectric effect and growth control in bone. Nature 1970;228:473– 474.

McElhaney JH. The charge distribution on the human femur dueto load. J Bone Joint Surg 1967;49:1561– 1571.

Nordenstron BEW. Biologically Closed Electric Circuits. Stock-holm: Nordic Medical Publications, 1983.

Pohl HA, Braden T, Robinson S, Picardi J, Pohl DG. Life cyclealterations of the micro-dielectrophoretic effects of cells. J BiolPhys 1981;9:133– 152.

Presman AS. Electromagnetic Fields and Life. New York: Plenum,1970.

Rubik B. The biofield hypothesis: Its biophysical basis and role inmedicine. J Altern Complement Med 2002;8:703– 717.

Shamos MH, Lavine LS. Piezoelectricity as a fundamental prop-erty of living tissues. Nature 1967;213:267– 269.

Sheldrake R. The Presence of the Past. New York: Times Books,1988.

Singer W. Synchronization of cortical activity and its putative role in information processing and learning. Annu Rev Physiol 1993;55:349– 374.

Siniukhin AM. Nature of the variation of the bioelectric potentials in the regeneration process of plants [in Russian]. Biofizika1957;2:52.

Smith SD. Induction of partial limb regeneration in Rana pippins by galvanic stimulation. Anat Rec 1967;158:89– 98.

Turing AM. The chemical basis of morphogenesis. Phil TransRoyal Soc 1952;B237:37– 72.

Waddington CH. Essays In: Waddington CH, ed. Towards a The-oretical Biology, Vol. 4. Edinburgh: Edinburgh University Press,1972.

Wertheimer N, Leeper E. Electrical wiring configurations and childhood cancer. Am J Epidemiol 1979;109:273– 284.

Xin Y-L, Xue F-Z, Ge B-S, Zhao F-R, Shi B, Zhang W. Electro-chemical treatment of lung cancer. Bioelectromagnetics 1997;18:8–13.

Yasuda I. Fundamental aspects of fracture treatment. J Kyoto Med Soc 1953;4:395; translated from the original Japanese and reprinted in Clin Orthop 1977;124:5– 8.

Address reprint requests to:

Abraham R. Liboff, Ph.D.

Department of Physics

Oakland University

272 Hannah Hall

Rochester, MI 48309

E-mail:liboff@oakland.edu

Covid-19 desde la Medicina Sistémica-Integrativa

Covid-19 desde la Medicina Sistémica-Integrativa

Buscamos explicaciones únicas, queremos certezas, sentirnos protegidos y que alguien nos “resuelva” el problema. Aparecen mesías que nos dicen “la verdad” diabólica de una gran conspiración, o un “gran científico” nos dice “no se preocupen las cosas son ASÍ, es un maldito virus y todo lo vamos a arreglar nosotros, usted nomás pongan el brazo para la vacuna y págenos miles de millones y nosotros lo arreglamos!.”

Desafortunadamente, tenemos que hacernos cargo nosotros mismos, reflexionar, SentiPensar, tener una actitud crítica, contrastar y generar nuestra propia posición. Sugiero que no sea monolítica e ingenua, sino desde la complejidad y la responsabilidad política por el mundo que vivimos y deseamos vivir: justo y sustentable.

Te brindamos información, recursos de conocimiento para que podamos construir el mundo que deseamos vivir y dejar para nuestr@s hij@s, y en esta pandemia de Covid-19 se está jugando mucho para el presente y sobre todo para el futuro: si es que volvemos a “entregarles” nuestra salud y nuestra vida a los “expertos”, estaremos perdidos…

Aquí les va todo lo más relevante que hemos compilado y estructurado en torno a esta locura que han llamado Covid-19, y que para nosotros no es más que un reflejo del colapso humano-civilizatorio de la modernidad globalizada y destructora del planeta, del colapso de nuestra ecología interior y exterior. “Seamos el cambio que queremos ver en el mundo”…

Si deseas profundizar en las evidencias científicas de lo que está pasando en su relación con las vacunas, te invitamos a visitar una página que hemos preparado respecto a las vacunas.

Para más información y sobre todo para el TRABAJO-DISFRUTE de cuidar tu SALUD y estar REALMENTE PROTEGIDO Y SANO ante cualquier pandemia y en tu vida cotidiana, y además crear otro mundo también sano, te invitamos a visitar nuestros grupos de la Unidad de Salud Integrativa en Facebook y YouTube, además de nuestro proceso “manos a la obra” de Higiene Natural.

  1. Algunos videos que te pueden ayudar a tener una visión más amplia y crítica:
  1. SOBRE VIRUS, METABOLISMO Y SALUD PÚBLICA – Conversación con Lucio Criado
  2. BIOQUÍMICA MÉDICA Y LA MOLÉCULA CORRECTA – Conversación con Jorge Cubrías Morales
  3. Tres claves para estar sanos y no enfermar de Covid-19: Salutogénesis es el secreto para no enfermar
  4. DRA. RELATA BAJO SU PUNTO DE VISTA QUE ESTA PASANDO
  5. How Dr. Wolfgang Wodarg sees the current Corona pandemic
  6. La Pandemia como Espejo: La Crisis como Oportunidad
  7. Noam Chomsky: Coronavirus, ¿qué está en juego?
  8. DR BRUCE LIPTON – CORONAVIRUS, EPIGENETICS & IMMUNE SYSTEM – MOST DANGEROUS PART OF COVID-19 IS FEAR
  9. Dr. Sucharit Bhakdi: CV-9Teen – hype & hysteria? Demystification of the nightmare!
  10. Dr. Pablo Goldsmith en torno al Covid-19
  11. Trump and Dr. Anthony Fauci speak at NIH on coronavirus[Veamos cómo un super-especialista puede marear y abrumar con datos y visiones “científicas” DESDE SU MUY PARTICULAR VISIÓN a un presidente (¡y vaya que no es fácil marearlo o callarlo!). Esto es lo que ha ocurrido en CADA PAÍS donde unos cuantos científicos imponen su visión a los políticos. ¿Dónde está la apertura científica a contrastar distintas opiniones?]
  12. La Pandemia y lo que hemos dado por sentado: Cuestionamiento de la vida moderna
  13. Pandemia Covid como un Alto: Consumo Consciente y el desastre del que todos somos cómplices
  14. Diálogo de Saberes La Pandemia
  15. Dr. Judy Mikovits RESPONDING TO CRITICISM SURROUNDING MY VIRAL DOCUMENTARY ‘THE PLANDEMIC’[Importantísimo material a fondo, requiere mucha atención para comprender los entretelones científicos y políticos de lo que está pasando. De cómo un grupo de científicos gran en el mundo, están planteando que hay un fuerte componente en el Covid-19 de los efectos tóxicos y de otras infecciones producto de la aplicación de otras vacunas, como la anual de la influenza, y que están en el fondo de este brote pandémico que estamos viviendo]. Te invitamos a visitar la otra página sobre Vacunas que hemos preparado].
  16. Algunos elementos esenciales para comprender la complejidad de este macro-fenómeno de la “pandemia”:
  • Un nuevo estudio epidemiológico (impresión preliminar) concluye que la mortalidad de Covid19 incluso en la ciudad china de Wuhan fue sólo del 0,04% al 0,12% y, por lo tanto, bastante inferior a la de la gripe estacional, que tiene una tasa de mortalidad de alrededor del 0,1%. Como razón de la mortalidad aparentemente muy sobrestimada de Covid19 , los investigadores sospechan que sólo se registró originalmente un pequeño número de casos en Wuhan, ya que la enfermedad era probablemente asintomática o leve en muchas personas.
  • Los investigadores chinos sostienen que el smog invernal extremo de la ciudad de Wuhan puede haber desempeñado un papel causal en el brote de neumonía. En el verano de 2019, ya se estaban produciendo protestas públicas en Wuhan debido a la mala calidad del aire.
  • Las nuevas imágenes de satélite muestran cómo el norte de Italia tiene los niveles más altos de contaminación atmosférica en Europa, y cómo esta contaminación atmosférica ha sido reducida en gran medida por la cuarentena.
  • Un fabricante del equipo para Test de prueba Covid19 afirma que se utilizará únicamente con fines de investigación y no para aplicaciones de diagnóstico, ya que aún no ha sido validado clínicamente.
  • Algunas unidades de emergencia suizas ya están sobrecargadas simplemente por el gran número de personas que quieren ser examinadas. Esto apunta a un componente psicológico y logístico adicional de la situación actual.
  • Compilación de infinidad de evidencias respecto al Covid-19.
  • Desde el punto de vista virológico, el perfil de mortalidad sigue siendo desconcertante, ya que, a diferencia de los virus de la gripe, los niños se salvan y los hombres mayores se ven afectados con el doble de frecuencia que las mujeres mayores. Por otra parte, este perfil corresponde a la mortalidad natural, que es casi nula en los niños y casi el doble en los hombres de 75 años que en las mujeres de la misma edad.
  • En muchos países ya hay una creciente escasez de médicos y enfermeras. La razón principal de ello es que los especialistas que en los exámenes han dado positivo tienen que entrar en cuarentena, aunque en la mayoría de los casos no desarrollan ningún síntoma o sólo síntomas leves.
  • Según el profesor italiano Walter Ricciardi, «sólo el 12% de los certificados de defunción dan como motivo el coronavirus«, mientras que en los informes públicos «todas las muertes que mueren en el hospital por coronavirus se cuentan como muertes causadas por coronavirus». Así pues, las cifras de muertes italianas citadas en los medios de comunicación deben reducirse por lo menos en un factor de ocho para obtener las muertes realmente causadas por el coronavirus. Esto da un máximo de unas pocas docenas de muertes por día, en comparación con una mortalidad total normal de 1.800 por día y hasta 20.000 muertes por gripe por año.
  • Un médico jefe italiano informó de «extraños casos de neumonía» en Lombardía, ya en noviembre de 2019, lo que plantea de nuevo la cuestión de si el nuevo virus (que no apareció oficialmente en Italia hasta febrero de 2020) es responsable de ello, o de otros factores como la fuerte contaminación atmosférica en el norte de Italia.
  • El investigador danés Peter Gøtzsche, fundador de la renombrada Cochrane Collaboration, escribe que Corona es una «Epidemia de Pánico» y que «la lógica fue una de las primeras víctimas».
  • Un estudio japonés también muestra que de todos los pasajeros que dieron positivo, el 48% permaneció completamente libre de síntomas a pesar de la elevada media de edad; incluso entre las personas de 80 a 89 años, el 48% permaneció libre de síntomas, y entre las personas de 70 a 79 años, el 60% incluso no mostró ningún síntoma.
  • Italia: El renombrado virólogo italiano Giulio Tarro sostiene que la tasa de mortalidad de Covid19 también es inferior al 1% en Italia y, por lo tanto, es comparable a la de la gripe. Los valores más elevados sólo se deben a que no se hace ninguna distinción entre las muertes con el Covid19 y las debidas al Covid19 y a que se subestima en gran medida el número de personas infectadas (sin síntomas).
  • Tanto en Austria como en Hungría, los médicos que han expresado opiniones críticas sobre las medidas del corona están amenazados con prohibiciones  de ejercicio de profesion.
  • Una nueva visión general de todos los estudios previos de PCR y anticuerpos muestra que el valor medio de la letalidad covid19 (IFR) es del 0,2%, lo que está en el rango de una gripe fuerte.
  • Un nuevo estudio de anticuerpos con donantes de sangre daneses mostró una letalidad covid19 muy baja (IFR) del 0,08% para personas menores de 70 años.
  • Un nuevo estudio de anticuerpos de Irán, uno de los primeros y más afectados por el Covid19, también mostró una letalidad muy baja de 0,08% a 0,12%.
  1. Algunos investigadores que cuestionan que estemos ante un pandemia real:

Dr. Didier Raoult, Directo, Research Unit in Infectous and Emergent Desease, France

Video 1Video 2,

Artículo: “Sars CoV-2: Miedo vs. Datos”

Dr. Frank Ulrich Montgomery, President of the German Medical Association, President of the World Doctor Federation, Germany

Entrevista donde cuestiona el confinamiento

Dr. Pietro Vernassa, Chief Phisician of Infectious Desease, St Gallen Cantonal Hospital
Publicaciones

Dr. Sucharit Bhakdi, Formed Head of the Institute of Medical Microbiology and Hygiene, one of the most cited research scientist in Germany history

Publicaciones

Dr. John Ioannidis, Professor of Medicina, Stanford Medical School

Publicaciones

Dr. David Katz, Founding Ditrector of the Yale University Prevention Research Center

Publicaciones

Dr. Dan Yamin, Faculty Member, Center of Infectous Disease Moedeling and Analysis, Yale University

Publicaciones

Dr. Yoram Lass, Former Health Ministry Chief of Israel, Former Associate Dean of the Tel Aviv University Medical School
Publicaciones

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

Descripción de Terapias Metabólicas y Medicina Biológica

Nuestro Objetivo es su Curación

Antonio Gómez Yepes, Dr. Víctor Hugo Reyes Castellanos.

Como es que funcionan las Terapias Metabólicas

El ser humano a partir de su nacimiento comienza un proceso complejo de acumulación de diversos compuestos, elementos, microorganismos y emociones que depositados a nivel orgánico, emocional y mental van conformando al individuo en su totalidad, este conjunto de elementos influye inevitablemente en la expresión del proceso salud/enfermedad.

Algunos de los elementos incorporados al ser pueden ser indeseables tales como son; metales pesados, elementos tóxicos, emociones adversas, estrés, miedo, pandemias y todas las impresiones que recibimos. Estos elementos pueden incidir en el rompimiento de la coherencia necesaria para un funcionamiento saludable de nuestro ser, está perdida de coherencia puede ser tal que no es detectada con síntomas claros de enfermedad, por lo que la enfermedad puede no manifestarse claramente.

Cuando la coherencia se pierde de una manera visible y la enfermedad aparece con síntomas que son claro aviso de que el funcionamiento no es el deseable, se busca ayuda que puede estar encaminada a disminuir los síntomas o a lograr el restablecimiento de la coherencia, esto es; que el mismo cuerpo humano sea el que restablezca su funcionamiento normal, o que por lo menos tienda a la normalidad.

Las Terapias Metabólicas que ofrecemos en nuestro centro, no son un sistema de confrontación con el padecimiento[i] y por tanto no se ocasionan daños adicionales en la persona (el paciente), es decir nuestros sistemas no causan efectos colaterales indeseables. El paciente es visto como un todo integral, Mente, cuerpo y emociones, sin sectorizarlo por órgano o sistema afectado.

La elección de las terapias a utilizar dependerá de las condiciones generales del organismo, de la forma en que la enfermedad se presenta, la historia clínica, propia y antecedentes históricos familiares, sus hábitos de vida incluyendo los alimenticios.

Nuestro sistema coloca en el centro de las terapias ofrecidas al equipo EIMA (Estabilizador Inductivo Magnético) desarrollado por Wayne Hunter y Antonio Gómez Yepes, también es central por sus importantes efectos terapéuticos la ozonoterapia. Que es un sistema muy usado en varios países tales como; Rusia, Italia, Cuba y ahora cada vez más en España y prácticamente en todos los países desarrollados.

Usamos también complementariamente, la Autohemovacuna, desarrollada por el Dr. Jorge González Ramírez, autoridad mundial en inmunología y hematología. Se usan suplementas fito – terapéuticos, apitoxina purificada, pirofosfato de tiamina y todos los medios terapéuticos conocidos cuando es pertinente, se preparan sueros eficientes para el tratamiento de enfermedades consideradas terminales.

[i] https://www.academia.edu/15118600/Tratamiento_sistem%C3%ADco_para_enfermedades_autoinmunes

 

 

Estabilizador Inductivo Magnético EIMA.

Este equipo produce un campo electromagnético pulsátil de baja frecuencia. Las características del campo que produce este equipo EIMA, constituyen una influencia positiva para la corrección del comportamiento celular, este asunto es esencial, lo logra coadyuvando a que la comunicación entre células se realice de manera adecuada. La mejoría en la correcta asimilación de los insumos—incluyendo información— y el correcto desalojo de los desechos, que el equipo EIMA logra, además de una importante corrección en las desviaciones del comportamiento de la mitocondria que se manifiestan; en la corrección de las enfermedades en las que un error de comunicación o de réplica celular se manifiesta como enfermedad autoinmune,  de las que existen muchas, entre las más frecuentes tenemos; la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la esclerosis múltiple, esclerodermia, pénfigo, purpura y otras muchas menos frecuentes, incide y cada vez hay más evidencia en la corrección del metabolismo relacionado con la mitocondria, como es el caso de la fibromialgia[i]

La terapia EIMA es útil en el exitoso tratamiento, que no es el ocultamiento de los síntomas, de enfermedades en las que  apenas aparece el sustrato inmunológico, como son; el autismo y el cáncer y otros tumores en donde su acción se manifiesta en la estabilización de la producción de las “Killer Cells” (células citotóxicas) deteniendo así el crecimiento del tumor y sus metástasis, posteriormente reduciendo el tamaño del tumor, así el equipo logra desde las primeras terapias mejorar la calidad de vida del paciente. La terapia con EIMA es muy conveniente como tratamiento profiláctico para disminuir drásticamente los efectos colaterales de la quimioterapia y de la radiación ionizante usadas en el tratamiento convencional del cáncer.

Sus alcances terapéuticos la hacen muy útil en el tratamiento de la depresión del sistema inmune, mejorando la calidad de vida de los portadores de VIH, en los que logra normalizar el conteo de linfocitos Cd4, normalizando su relación con los Cd8.

La normalización de las secreciones hormonales y de neurotransmisores hace que la terapia con equipo EIMA sea útil en el tratamiento del estrés, de la depresión, adicciones y demencia senil tipo Alzheimer[ii].

A nivel neurológico, su efectividad ha sido comprobada en el tratamiento de epilepsia, reduciendo las crisis en casi un 100%, en el 96% de los pacientes, aun en los casos diagnosticados como de difícil control. En la enfermedad de Parkinson (tipo motora), el movimiento involuntario o la espasticidad

[i] https://www.researchgate.net/publication/305545874_FIBROMIALGIA_Y_MITOCONDRIA

[ii] https://imbiomed.com.mx/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=23110&id_seccion=606&id_ejemplar=2385&id_revista=70

disminuyen desde las primeras aplicaciones de la terapia, pudiendo reintegrar al paciente a su vida normal.

La asimilación del calcio a nivel celular tiene a normalizarse con la terapia EIMA, por lo que es muy útil en el tratamiento de artrosis, osteopenia e inclusive osteoporosis.

En problemas osteoarticulares como hernias de disco vertebrales[i], bursitis y artrosis, resuelve la inflamación, restituye el núcleo pulposo a su normalidad y regenera los tejidos dañados.

En pacientes diabéticos e hipertensos se recuperan los niveles normales de azúcar en la sangre y se logra disminuir los niveles de colesterol en la sangre, e inclusive hay datos que sugieren la movilización del colesterol en las placas de ateromas, mejorando el flujo sanguíneo cardiaco y cerebral. Esto implica directamente que los estados circulatorios defectuosos mejoran de una manera muy importante.

La terapia EIMA no presenta efectos colaterales indeseables y el campo producido está muy dentro de los parámetros establecidos por la OMS.

El tratamiento con EIMA puede ser muy variado, generalmente se recomiendan 21 terapias cada año o cada seis meses en casos necesarios. Su eficiencia terapéutica se muestra en ocasiones desde la primera sesión. Las sesiones pueden ser desde diarias hasta una por semana como mínimo, para que su efecto sea acumulable. El tiempo de tratamiento es de 45 minutos para adultos y un mínimo de 30 minutos para infantes. Pudiese haber padecimientos como la distrofia muscular que requieren de mayor numero de sesiones que dependerán de la respuesta y mejoría registrada en el paciente.

La terapia puede ser usada por personas sanas totalmente a manera de prevención o como mantenimiento.

El centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA) de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba, realizo una evaluación de nuestros resultados terapéutico en la que reporta un éxito del 95% de éxito en tratamiento de enfermedades autoinmunes, que son enfermedades consideradas crónicas y degenerativas en muchos casos. (Con gusto les mando este documento a su correo, con solo solitarlo)

La aplicación es sencilla y sin dolor, el paciente se sienta en un sillón y coloca su brazo dentro del equipo EIMA por 45 minutos en la mayor parte de los casos, los niños e infantes pueden recibir la terapia mientras están en el regazo de alguno de sus padres, o quienes ellos designen.

[i] https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=66112

Ozonoterapia

La ozonoterapia tiene los efectos terapéuticos indicados en el diagrama y consiste en la aplicación de una mezcla de oxigeno medicinal y oxígeno en estado de ozono, que es una molécula de oxigeno que en vez de tener dos átomos tiene tres, por eso su símbolo es O3La ozonoterapia se puede aplicar de diferentes formas, las que nosotros practicamos son la insuflación rectal y ocasionalmente la tópica, por ser las que mejores resultados producen.

 

Esta forma de oxígeno que mezcla O2  y O3 , se absorbe en el organismo rápidamente, reaccionando con diversas biomoléculas que generan un conjunto de mensajeros bioquímicos importantes como peróxidos orgánicos, de hidrógeno, ozónidos y aldehídos, mismos que tienen propiedades terapéuticas, entre algunos efectos biológicos están el: estimular los sistemas de defensa antioxidantes, mejorar la circulación sanguínea, mejorar los procesos de oxigenación, modular el sistema inmunológico, regular el metabolismo, tiene también un amplio efecto germicida (bactericida, viricida, fungicida y antiparasitario), interviene en la liberación de autacoides.

Estas características lo hacen una herramienta terapéutica en una gran diversidad de padecimientos como por ejemplo en; angiología, para el tratamiento de insuficiencia venosa, pie diabético y varices; en cardiología para el tratamiento de; cardiopatía isquémica, angina cardiaca y cardiomegalia. En dermatología para tratamiento de herpes, quemaduras y facilitar cicatrización de heridas. En Medicina interna, para; hepatitis A, B, C y D, y cirrosis hepática. En geriatría para la demencia senil y Alzheimer. En ginecología y obstetricia, para el tratamiento de; infecciones genito-urinarias, infecciones en cesárea e hipoxia fetal. Inmunología y oncología para el tratamiento de; cáncer como coadyuvante de terapias oncológicas y desordenes inmunológicos. En neurología para el tratamiento de migrañas y cefaleas. Oftalmología para el tratamiento de glaucoma, retinosis pigmentaria, uveítis y degeneración macular senil. En Otorrinolaringología para el tratamiento de; amigdalitis crónica, faringitis infecciosa y síndrome vestibulocloquear periférico. En pediatría para complicaciones sépticas postnatales. En traumatología para condromalacia, artrosis, lumbalgia (canal estrecho), síndrome facetario o de carillas, hernias de disco, tendinitis de Quervain, reumatismo, artritis reumatoide, pseudoartrosis, osteomielitis, inflamaciones pélvicas, complicaciones sépticas postoperatorias en fracturas de tibia, osteocondritis vertebral y bursitis diversas.

Autohemovacuna

Es un técnica terapéutica, inocua y muy efectiva que consiste en la INOCULACIÓN de su propia sangre al paciente, después de haberla mezclado en una base (estéril) y un proceso dinámico, se administra la vacuna ya preparada en dosis pequeñas (I.M.), por un periodo ya calculado. diseñada por el Fisiólogo Celular de la UNAM el Dr. Jorge González, quien atreves de estudios avanzados de Ingeniería Biomédica por un par décadas, descubrió que en la sangre están todos los anticuerpos que actuaban en contra de nuestro propio organismo, entonces así la Autohemovacuna provoca la formación de AUTO-ANTICUERPOS, y así despertar o hacer consiente al sistema inmunológico para tratamiento de las enfermedades llamadas AUTOINMUNES, también ayuda a regular los trastornos hormonales en las mujeres, ya que la autohemovacuna es un potente endocrino regulador, por todo esto y más esta vacuna es una maravilla de la medicina biológica moderna.

Apiterapia

Apitoxina

Veneno de abejas, excelente terapéutico para cualquier enfermedad, su cura y prevención …

¿QUE ES LA APITOXINA?

La Apitoxina es, dicho sencillamente, veneno fresco de abejas, purificado. Mediante procesos específicos, se eliminan componentes no benéficos del veneno, tales como aceites volátiles, lípidos y proteínas. La Apitoxina inyectable sustituye con muchas ventajas las picaduras directas de las abejas. Con la Apitoxina disminuyen sensiblemente el dolor y las inflamaciones propias de las picaduras, y se elimina el riesgo de una infección sobrecargada o incluso la contaminación por clostridio que produce el tétano. Se prepara Apitoxina según técnicas alemanas. Se envasa en frascos color acaramelado normalmente 8 dosis de 1 ml. cada una. Cada dosis en este caso, contiene unos 1000 mg. de veneno de abejas.

ACCIONES DE LA APITOXINA, La Apitoxina posee cuatro acciones principales; •   Antiinflamatoria;                                      • Analgésica; • Vasomotor; • Inmune regulador; • Estimula el hipotálamo, hipófisis, glándula suprarrenal haciendo producir corticoides por un reflejo neuro hormonal”

ACCION FISIOLOGICA DE LAS FRACCIONES QUE LA COMPONEN

  • APAMINA: Polipéptido básico de PM 2038 de acción neurotóxica. En el veneno entero actúa como vasomotor, incrementando discretamente la permeabilidad de los vasos.
  • MELITINA: Polipéptido básico DE PM 2840 de acción hemolítica, en el veneno entero solo ejerce acción vasomotora, moderada acción antibacteriana y antifúngica.
  • HIALUROANIDASA: PM=38000 Enzima que participa en la hidrolisis del ácido hialuronico de los tejidos. Confiere permeabilidad a los vasos “abriendo camino a los demás componentes del veneno”(Habermann, E..1972)
  • HISTAMINA: Participa como vasodilatador de los vasos sanguíneos.
  • FOSFATASA A2: Enzima de PM 19000 de acción citolítica en cantidades apropiadas, por ataque a los fosfolípidos de las membranas celulares, con producción de liso fosfolípidos. Posee actividad bacteriana y antivírica.
  • FOSFOLIPASA B: Acción similar al anterior
  • MCM: Péptido de PM 2593 lisa a los mastocitos, selectivamente incrementa la permeabilidad capilar.
  • MINIMINA: Péptido básico de PM 6000 acción parecida a la de la fosfolipasa.

PROPIEDADES: •Antiinflamatoria, •Analgésica, •Anti envejecimiento, •Anti arrítmica, •Cardiotónica,                    •Vasomotora, •Hipotensora, •Fibrinolítica (disolver trombos), •Anti agregante plaquetario, •  inmune reguladora, •Radio protectora, •Antibiótica, •Antiviral, •Antitumoral,

La mayor parte de las aplicaciones y usos terapéuticos de apitoxina, están muy difundidas en Rusia y Europa Occidental, se refieren a la prevención tratamiento natural de la artritis, esclerosis y reumatismo con ausencia de efectos colaterales.

Muchas otras aplicaciones han sido relatadas, incluyéndose terapias para; control y permeabilidad de los vasos capilares; disturbios otorrinolaringológicos; enfermedades ginecológicas; tuberculosis;  herpes ocular; lipemia; estimulación de las funciones sexuales; infecciones bacterianas y por hongos; inhibición a la propagación y metástasis de células tumorales.

COMO SE APLICA LA APITOXINA. -DESINFECTAR EL TAPÓN DE GOMA CON ANTISÉPTICOS. SE LAS COLOCA INTRADÉRMICA INTRODUCIENDO EN LA PIEL SOLO EL VISEL DE LA AGUJA Y SE INYECTA UN POCO HACIENDO UNA VACUNA O PAPULA REPRESENTANDO A UNA PICADURA DE ABEJA. DE ESTA MANERA SE SIGUEN HACIENDO VARIOS PINCHAZOS EN DIFERENTES PARTES DEL CUERPO HASTA TERMINAR EL CONTENIDO DE LA JERINGA.

ESTA APLICACIÓN ES ASÍ PARA TODA ENFERMEDAD O PATOLOGÍA. SE APLICA CADA TERCER DÍA. TAMBIÉN ES ACONSEJABLE, EN LOS QUE NO ESTÁN ENFERMOS COMO MEDICINA NATURAL ATOXICA Y PREVENTIVA MEJORANDO EL RENDIMIENTO PSICOFÍSICO Y PREVINIENDO UNA VEJES PREMATURA O SENIL.

Las importantes virtudes de esta sustancia, pilar fundamental de esta nueva medicina “ATOXICA y NATURAL”, puede curar muchísimas enfermedades.

Esta toxina se convierte en el mejor antídoto y en el remedio más eficaz para combatir el Reuma y la Artritis.

Única sustancia capaz de revertir cuadros dolorosos y paralizantes sin intoxicar el organismo.

Esta científicamente comprobado que los apicultores y demás personas que se inyectan veneno de abeja no padecen de reuma, artritis, y cáncer, porque están inmunizados. La Apitoxina no tiene prácticamente contraindicaciones. Hasta los alérgicos Pueden tratarse.

También resulve la Neuritis, Neuralgias, Gota, Artritis Deformante, Traumatismos y las enfermedades de los Nervios. Es muy útil en caso de quemaduras y problemas de la piel; disminuye la presión sanguínea, lo que lo convierte en el mejor antídoto contra la hipertensión y la psoriasis.

Contrariamente a los que muchos suponen el veneno de la abeja es muy efectivo en el tratamiento de la Artritis y Reuma. Elimina el dolor, facilita la regeneración del cartílago, mejora la movilidad de las zonas afectadas y frena el avance del mal. El 90% de las personas tratadas se curan.

Su poder analgésico es inmediato y supera la morfina. Algunos pacientes solo tienen que esperar entre 45 y 120 minutos para sentir su acción analgésica y que desaparezca el dolor. Es el antirreumático ideal porque cura sin causar adicción ni provocar trastornos orgánicos.

Está científicamente comprobado que el veneno de la abeja contiene interferón, sustancia que en la actualidad se experimenta para combatir el cáncer. Tal vez se debe a este compuesto el hecho de que hasta el momento no se haya registrado caso de cáncer entre los apicultores.

Como está comprobado, los glóbulos blancos en el organismo actúan como misiles contra el cáncer, mediante lo que se llama inmunoterapia adoptiva, ello nos da a entender el papel preponderante que tiene el veneno de la abeja como elemento de prevención y aplicación contra el cáncer, ya que el mismo aumenta las defensas inmunológicas del organismo lo que conlleva a aumentar las defensas contra el cáncer.

No es posible dejar de mencionar y antes más bien, agradecer las manos benéficas sobre la investigación, como los “valiosos aportes” de farmacéuticos y bioquímicos de la Universidad De San Miguel De Tucuman (Argentina) En Lo Referente A La Elaboración Y Composición Química Del Veneno De La Abeja, en dosis correctas terapéuticas.

Aplicaciones: •Artritis, •Artrosis, •Asma, •Nervio ciático, •Lumbalgias y dolores articulares, •Osteoartrosis, •Parkinson, •Displasias mamarias, •Dolores e inflamaciones de origen traumáticos, •Enfermedad de Lyme, •Enfermedades cardiovasculares, •Enfermedades pulmonares crónicas, •Neuritis, •Neuralgia (ciático, facial, trigémino), •Depresión sistema inmunológico, •Hipertensión, •Neoplasias, •Reumatismo de tejido blando, •Cáncer, •Esclerosis múltiple, •Lupus Eritematoso, •Toda enfermedad autoinmune.

APLICACIÓN DE SUEROS DE VITAMINA C

La aplicación intravenosa de vitamina C a altas dosis mediante goteo destruye las células cancerosas en cualquier lugar del organismo sin producir efectos secundarios. Así lo indican trabajos de investigación perfectamente documentados. Al parecer la vitamina C actúa contra las células cancerosas al provocar la producción de peróxido de hidrógeno siendo éste el que se ocupa de destruirlas mediante la generación de radicales libres. Claro que ni el producto ni la terapia son patentables y el método es más económico que los tratamientos con quimioterapias.  Y a ningún gran laboratorio le interesa por tanto que se sepa. Vea. –  Bit.ly/2oCbQ9n

Las conclusiones del estudio “Pharmacologic ascorbic acid concentrations selectively kill cancer cells”: “Action as a pro-drug to deliver hydrogen peroxide to tissues”,  publicado en septiembre pasado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”,  no pueden ser más claras: “Los datos de la investigación nos indican que el ascorbato en concentraciones sólo logradas mediante administración intravenosa puede ser una pro-droga que favorezca la formación de H2O2 (peróxido de hidrógeno) y que la sangre puede ser el medio por el que llegue a los tejidos. Estos resultados dan pues plausibilidad a la aplicación intravenosa del ácido ascórbico en el tratamiento del cáncer y tiene además implicaciones inesperadas en el tratamiento de infecciones donde el peróxido de hidrógeno puede ser beneficioso”.

La investigación ha estado impulsada por el doctor. Mark Levinee -director de la sección Molecular y de Nutrición Clínica del “National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases”- quien ya en el año 2000 consiguió que se revisaran al alza las dosis máximas recomendadas de ingesta diaria de vitamina C y gracias a ello se aumentó en el caso de los hombres de 60 a 90 mg y en el de las mujeres de 60 a 75 mg Aunque él recomendó más del doble: 200 mg diarios.

En sus trabajos Levinee había comprobado que si bien la absorción de vitamina C alcanza siempre un punto de saturación cuando es ingerida oralmente no ocurre lo mismo cuando es introducida directamente en sangre. “Cuando las dosis de vitamina C se administran de forma intravenosa -explica Levinee- inicialmente sobrepasan el límite en el torrente sanguíneo pero luego es eliminada”. Según sus investigaciones una dosis de 10 gramos de vitamina C administrada de forma intravenosa produce una concentración 25 veces mayor en el torrente sanguíneo que la que se alcanza con la misma dosis consumida por vía oral.

Levinee y su equipo pensaron entonces que con la vitamina C podía ocurrir lo mismo que con algunos antibióticos que son peor absorbidos cuando se consumen oralmente mientras por vía intravenosa son mucho más efectivos. Y a fin de comprobar qué efecto tendría la vitamina C en dosis altas sobre las células cancerosas usaron “in vitro” distintas líneas de células tumorales a las que hicieron llegar una elevada dosis (en una cantidad que sólo podría conseguirse en el organismo infundiéndola directamente en sangre). Y lo que comprobaron es que la vitamina C “¡no afecta a las células sanas y, sin embargo, mata las células cancerígenas”. Posee pues “acción selectiva”. Algo que desde luego no se puede decir de los medicamentos quimioterápicos. Cabe agregar que según sus investigaciones la vitamina C lleva a la formación de peróxido de hidrógeno -una sustancia química utilizada de forma natural por nuestro sistema inmune- siendo éste al parecer el que realmente elimina las células cancerosas.

Por todo lo anterior, los sueros aplicados en nuestra clínica tienen altas concentraciones de vitamina C, de tal forma que al ser aplicados por vía endovenosa, se convierten en un potente antitumoral, a lo cual se le agrega además una dosis adecuada de  Pirofosfato de tiamina, que entre otras cosas, se encarga de aumentar a la normalidad la producción celular de la molécula de ATP (adenosin trifosfato) conocida también como la molécula de la vida, lo que proporciona la  energía necesaria  para el buen funcionamiento metabólico del organismo en general.

ESTE ESCRITO ES CON FINES DESCRIPTIVOS SOLAMENTE NO PRETENDE SER SUSTITUTO DE LAS RECOMENDACIONES DE SU MEDICO, PARA CONSULTA LLAMENOS USTED Y AGENDE UNA CITA CON EL DR. VÍCTOR HUGO REYES. Ced. Prof. 3564817

En caso de dudas puede escribirnos a; terapiasmetabolicas@yahoo.com.mx  o llamarnos al teléfono 228 811-18-61 o al 228 811-29-65.

Las terapias se aplican de acuerdo con el programa que se elabora en consulta con el médico en consulta de aceptación. Algunas enfermedades requieren de hasta 21 aplicaciones de terapias que pueden ser desde diarias hasta una vez por semana.

En el caso de requerir información adicional sobre algún tema o enfermedad por favor solicítelo a.- terapiasmetabolicas@yahoo.com.mx

Nuestro tratamiento natural de todo tipo de cáncer

Nuestro tratamiento natural de todo tipo de cáncer

Nuestro tratamiento natural de todo tipo de cáncer procura:

  • Mejorar la comunicación entre las células que conforman nuestro ser. Mientras esto no se logra, la mayor parte de los intentos por lograr la salud no prosperan, la comunicación entre nuestras células es esencial para la vida, la muerte ocurre con la muerte cerebral.
  • Restablecer la capacidad del sistema inmune, para atender la anomalía de células cancerosas. A este procedimiento se le denomina inmunoterapia y la procuramos con sistema comprobado sin efectos colaterales como es el caso con todos nuestros procedimientos terapéuticos.
  • Procuramos evitar la formación de nuevos vasos sanguíneos en los tumores.
  • Destruimos células cancerosas sin dañar células sanas.
  • Protegemos contra efectos tóxicos de la quimioterapia y la radiación.
  • Restablecemos la función hepática a cabalidad.
  • Aportamos elementos para que exista disponibilidad de energía que permite la auto reparación.
  • Inhibimos la proliferación anárquica y la migración invasiva de células cancerosas.
  • Evitamos la inflamación y radicales libres.
  • Se restituye el metabolismo a su normalidad para evitar el resurgimiento de tumores, que seguirán apareciendo mientras no se corrija la situación que promovió su aparición en principio.

Seguir leyendo →